Equilibrio cuerpo mente a través de la acupuntura

Equilibrio cuerpo mente a través de la acupuntura

Qué es lo que “mueve” la acupuntura en el cuerpo?

A través de la acupuntura, movemos el Qi o fuerza vital, para reforzar, alimentar, limpiar, regular, equilibrar, armonizar, hacer circular la energía, regular la mente y controlar el exceso de emoción para conservar la calma. El objetivo es prevenir la enfermedad, porque cuando el cuerpo está en equilibrio, cada órgano sabe lo que tiene que hacer.

El Qi o fuerza vital ejerce cinco funciones en busca del equilibrio:

  • Mueve el cuerpo: El Qi abarca todas las funciones corporales conscientes, como andar, correr, comer; todos los movimientos musculares automáticos, como respiración o los latidos del corazón, pero también las actividades mentales, como pensar, soñar, etc. El desarrollo físico y mental y el crecimiento dependen del Qi.
  • Protege el cuerpo: Hace de barrera contra lo que pueda enfermarnos.
  • Transforma los alimentos que ingerimos en otras sustancias como la sangre, el sudor o la orina.
  • Ordena el cuerpo: Regula la secreción de los diferentes fluidos corporales, y es el responsable de que los órganos no se desplacen y de que la sangre no se salga de las venas.
  • Regula la temperatura: Se encarga de que la temperatura corporal sea la correcta.

Al contrario que en el mundo occidental, donde la materia ocupa el centro de atención, la energía y la fuerza vital (Qi) desempeñan el papel central en la filosofía china. El Qi fluye en el cuerpo humano, en los animales, en las plantas, incluso en los edificios. Fluye hacia fuera y hacia el interior del cuerpo. Cada ser tiene un Qi propio que se mezcla con el Qi del entorno. El flujo de Qi que fluye hacia y desde nosotros decide nuestros humores y emociones y, por consiguiente, también nuestra constitución psíquica y física.

El Qi normal representa el Qi completo del cuerpo y se genera a partir de tres fuentes:

  • El Qi originario (Yuan-qi): Se transmite de padres a hijos durante la concepción y define en gran parte la constitución física de la persona. El depósito de Qi originario se halla en los riñones.
  • El Qi nutricio (gu-qi): Procede de los alimentos que tomamos y digerimos.
  • El Qi natural del aire (gong.qi): Procede del aire que respiramos.

Es decir, del cuidado de nuestro cuerpo, mente y entorno, depende, a la larga el caudal de Qi o fuerza vital del que disponemos. Siendo la acupuntura una maravillosa herramienta para ayudar a equilibrarla y mantenerla 🙂

 

 

 

 

Write a comment